Bush renueva su mandato en la presidencia.
Fecha Miércoles, 03 noviembre a las 23:28:57
Tema Otras Noticias



El candidato republicano ha aventajado en 3,5 millones de votos populares al demócrata John Kerry ha admitido en una llamada telefónica a la Casa Blanca la victoria de George Bush en las elecciones norteamericanas. La felicitación personal del candidato demócrata al republicano implica que Kerry ha dado por perdido el decisivo estado de Ohio (20 votos electorales), pese a que faltarían por escrutar unos 200.000 votos emitidos por correo, pero que no serían suficientes para neutralizar la ventaja ya adquirida por Bush en este territorio. Asimismo, los otros dos estados pendientes de finalizar el recuento, Iowa (7 votos electorales) y Nuevo México (5 votos electorales) habrían caído también, según todos los datos disponibles hasta el momento, del lado de Bush.

El candidato demócrata John Kerry ha llamado al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, para reconocer su victoria en las elecciones según han informado fuentes de la Casa Blanca. "Felicitaciones, señor Presidente", dijo Kerry a Bush, según han informado las fuentes, que han agregado que la llamada telefónica duró menos de cinco minutos. Por su parte, según las fuentes, Bush ha calificado a Kerry como un contrincante "fuerte y honorable".

Kerry dijo al presidente que la nación está "muy dividida", y Bush reconoció que eso es así, a lo que el senador demócrata respondió que "debemos hacer algo al respecto", agregaron las fuentes, que no dieron más detalles de la conversación. La llamada de Kerry se produjo poco después de las 11.00 horas locales (16.00 GMT), unas horas después de haber asegurado que la batalla por los votos del estado de Ohio, clave para asignar la Presidencia a uno de los dos candidatos, iba a ser larga.

La portavoz de la campaña de Kerry, Stephanie Cutter, confirmó la llamada y dijo que el senador de Massachusetts se dirigirá a la nación desde Boston para reconocer su derrota a las 14.00 hora local (19.00 GMT). Con el 99,5% de los precintos escrutados, Bush aventaja a Kerry por casi cuatro millones de votos populares. Esta es la primera elección en la que un candidato consigue la mayoría del voto popular en EEUU desde que George Bush padre ganó la Casa Blanca en 1988.

Anuncio de la Casa Blanca

Bush "ha logrado una victoria con un margen decisivo" de al menos 286 votos en el Colegio Electoral y ha ganado la reelección "con un margen de ventaja de más de 3,5 millones de votos populares" sobre Kerry, había anunciado esta mañana el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Andrew Card. Card ha hecho este anuncio, a pesar de que en ese estado los votos provisionales y un número no contabilizado de votos por correo aún están por escrutar. "En Ohio, el presidente Bush tiene una ventaja de al menos 136.000 votos. La oficina del secretario de Estado (de Ohio) nos ha informado de que este margen es estadísticamente insuperable, incluso si se consideran los votos provisionales. Por tanto, Bush ha ganado el estado de Ohio", ha proclamado.

En todo el país, Bush ha logrado lo que no consiguió hace cuatro años: la mayoría en el voto popular. Con el 99'5% de los votos contados, el presidente tiene el 51%, 58,6 millones de votos, mientras que Kerry obtiene 55, 1 millones, el 48%. El candidato independiente Ralph Nader recibió apenas 400.000 votos, esto es el 1%.

El escrutinio continúa en Nuevo México y Iowa, que suman 12 votos electorales, aunque a la espera de Ohio sus resultados son prácticamente irrelevantes. Ohio tiene 20 votos electorales y, con ello, la llave de la Casa Blanca. Hasta el momento, con todas las mesas electorales de ese estado ya contabilizadas, el presidente de EEUU tiene 136.221 votos de ventaja en el estado, un total de 2.794.346 sufragios (el 51% de los votos), frente a los 2.658.125 (49%) de Kerry.

Ohio y Iowa

Los votos provisinales y los emitidos por correspondencia podrían superar los 200.000 y, por lo tanto, más que el actual margen de diferencia entre los candidatos. Sin embargo, los demócratas son conscientes de que para conjugar la actual diferencia de Bush habrían de hacerse con casi el 80% de esos sufragios, lo cual es prácticamente imposible.

El voto en Iowa también se ha retrasado, aunque, a diferencia de Ohio, no es imprescindible para la victoria de alguno de los dos candidatos. En este caso, los funcionarios electorales esperan anunciar un resultado a lo largo de la mañana, una vez hayan conseguido reparar los lectores ópticos en las máquinas de recuento que se han estropeado en dos condados, si bien todos los datos recogidos hasta el momento indican que este estado caerá también del lado republicano

Victoria clara de Bush en Florida

En los estados clave, destaca la facilidad con la que Bush se ha llevado Florida (con una diferencia de 380.000 votos y 5 puntos de diferencia -52 a 47%). Los republicanos han conjurado en Florida (un Estado fundamental con sus 27 votos en el Colegio Electoral) los fantasmas del año 2000 y han echado por tierra buena parte de las esperanzas del Partido Demócrata, que incluso habían sido alimentadas por sondeos a pie de urna. La diferencia de Bush en Florida ha sido superior a lo que habían pronosticado la gran mayoría de las encuestas, después de que en 2000 el presidente superase al demócrata Al Gore por sólo 537 votos.

En cambio, el candidato demócrata John Kerry, se ha impuesto con cierta rapidez y soltura en Pensilvania por 3 puntos de diferencia (51 a 48%). Pensilvania era el Estado en el que Bush más había apostado para arrebatar al campo demócrata, pero la estrategia de Karl Rove, el asesor político del presidente, ha acabado en agua de borrajas. Además de Ohio (20 votos en el Colegio Electoral) y Iowa (7 votos), el otro Estado sin una decisión final es Nuevo México, donde los dos candidatos están demasiado cerca como para proclamar un ganador, aunque Bush tiene una pequeña ventaja.

Resto de estados

En el resto de estados, hubo problemas técnicos aislados pero de escasa importancia y sin repercusión en los resultados. La igualdad se ha mantenido el final en Wisconsin, donde Kerry ha logrado una apurada victoria por sólo un 1%, pero aún así algo mayor que el 0,1% de ventaja logrado por Gore en el año 2000. Bush anduvo aún más lejos de lograr una victoria en Minesota, y las pequeñas esperanzas en Michigan se desvanecieron rápidamente. Igual ocurrió con las de los demócratas en Colorado y Nevada, dos estados en los que creían tener posibilidades, sobre todo en el segundo de ellos.

En la gran mayoría de estados, Bush y Kerry han logrado ventajas muy claras o apreciables, lo que ha permitido a las cadenas de televisión desgranar de forma ágil la lista de estados en los que había un ganador previsto o confirmado. Además, el reparto de estados por partidos siguió de forma muy similar al del año 2000. Kerry ha arrebatado a Bush Nuevo Hampshire (4 votos en el Colegio Electoral), uno de los pequeños estados del noreste del país, y el único que ha cambiado de manos oficialmente. Sin embargo, el presidente prácticamente se ha asegurado también la recuperación del estado de Nuevo México (5 votos).





Este artículo proviene de Música Country - BILLYCOUNTRY - Tu Diario de Música Country
http://www.billycountry.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.billycountry.com/modules.php?name=News&file=article&sid=31