Fecha Viernes, 19 noviembre a las 00:00:41
Tema Musica Country


LONDRES (EFE).— Una de las pocas mujeres que ha mezclado con éxito el “country” y el pop, la cantante canadiense Shania Twain, confiesa que para ella componer es “algo natural” que hace siempre con la vista puesta en las listas de ventas.


Después de tres años de silencio la intérprete publica el álbum “Grandes Éxitos” en el que recopila los 17 mejores temas de su carrera y tres canciones nuevas, “Party For Two”, “Don't” y “I Ain't No Quitter”.

“Quería juntar todas mis canciones favoritas de estos años, en un álbum divertido y enérgico. Este disco es exactamente eso y es un regalo para todos mis fans”.

“Era el momento exacto para sacar este tipo de trabajo, si hubiera esperado más no habría podido poner todas las canciones que quería”, explica con una espléndida sonrisa, en una ronda de entrevistas con periodistas europeos en Londres.

Shania Twain, que comenzó a componer canciones en la adolescencia y es autora de éxitos como “That Don't Impress Me Much” o “Up”, confiesa tener una gran facilidad creativa. “Siempre tengo ideas para nuevos temas pero luego me cuesta enfocarlas”.

“Trabajo mis composiciones pensando en que cada una de ellas va a ser un éxito en las listas de ventas”, dice la cantante de 39 años, que tiene dos fuentes de inspiración, las experiencias personales y los lugares nuevos que conoce durante sus viajes.



Inquietud Pese al gran éxito de sus tres discos, Shania Twain admite que a veces se siente frustrada como compositora porque siempre lo hace “para la misma persona (ella misma), con la misma voz y la misma sensibilidad”, y confiesa que, aunque le gustaría componer para otros artistas, por ahora “necesito todas las canciones para mis discos”.

Junto Mutt Lange, su productor y marido —con quien se casó en 1993 y tiene un hijo de tres años—, han logrado, con tan sólo tres discos —“The Woman In Me”, “Come On Over” y “Up”—, dotar al “country” de una innovadora sensibilidad, según sus fans.

La cantante, que se confiesa muy celosa de su intimidad, vive en Suiza “alejada del mundo de la farándula en que cantantes y artistas de éxito se ven envueltos”.

“Podemos salir a la calle sin que nos reconozcan”, dice Shania, que afirma no necesitar “los millones extra que se hacen con los reportajes fotográficos concedidos a las revistas”.

De sonrisa eterna y ojos vibrantes, se define como una mujer independiente con un punto de vista feminista en muchos aspectos de la vida y dice que su canción “Man, I Feel Like a Woman”, uno de sus grandes éxitos, es un retrato de sí misma.

“Soy optimista en el amor, probablemente porque me ha ido muy bien en ese aspecto”.

Su marido Mutt es un hombre que “me respeta como mujer, educado y sensible” y “nunca me separo de él ni de mi hijo”.

La infancia de la cantante no fue fácil pues sus padres se divorciaron cuando tenía tres años y pasaron apuros económicos, por lo que quiere implicarse en proyectos relacionados con niños con falta de atención y familias desestructuradas.

“Me gustaría que algún día mi hijo me recordase por mi trabajo en proyectos a favor de los niños y no por mi éxito como cantante”, concluye la intérprete.





Este artículo proviene de Música Country - BILLYCOUNTRY - Tu Diario de Música Country
http://www.billycountry.com

La dirección de esta noticia es:
http://www.billycountry.com/modules.php?name=News&file=article&sid=37